La empresa

Bene es una empresa europea que marca tendencias en el mercado de mobiliario de oficina, con sus conceptos, productos y servicios. Una marca asociada a soluciones de alta calidad y funcionalidad, diseño moderno y tecnología innovadora.

 

Un nombre sinónimo de espacio y proceso, profesionalidad y competencia. Bene combina desarrollo y producción así como consultoría y ventas. Junto con clientes y socios, Bene desarrolla innovadoras soluciones de oficina que representan espacialmente flujos de trabajo, cultura e identidad corporativa.

 

Bene tiene 82 sedes en 35 países.

 

www.bene.com


El proyecto

Desde hace varios años Bene utiliza los servicios de planificación y configuración de EasternGraphics.

 

"pCon ha sido integrado en los procesos de planificación, configuración de productos y los creación de propuestas" explica Hannes Scheer (Director de Gestión de Productos, 2012-2015). "Los contenidos creados se pueden utilizar fácilmente en diferentes medios. Para las presentaciones, por ejemplo, utilizamos fotogramas individuales que derivan de las animaciones que creamos con pCon.planner".

 

La empresa austriaca utiliza contenidos creados en pCon.planner incluso para el lanzamiento de productos, como en el caso de la serie CUBE_S. Los utilizaron para crear los planos de planta, composiciones, renderizados y animaciones utilizados en los videos de marketing y catálogos de productos.

Combinados con vídeos y fotografías forman la materia prima de los documentos de ventas y crean la "la combinación perfecta". Esto permite Bene comunicar todo el potencial de sus productos.

Bene y sus socios comerciales se benefician enormemente de los materiales. También fueron parte de los materiales de formación que permiten a los representantes de ventas entender en profundidad la gama completa de funciones de los productos.

 

"Materiales de presentación en 3D permiten a los clientes finales a experimentar espacialmente conceptos de oficina, concentrando la atención en el uso y las funciones de los productos", concluyó Hannes Scheer.